miércoles, 27 de abril de 2016

Maestra de Gaza desafía el estigma del síndrome de Down

Gaza,27.04.2016,AIN.

Hiba Al-Shurafa, de 26 años, tiene síndrome de Down, pero esto no le ha impedido cumplir su sueño de ser maestra, ahora enseña a un grupo de niños con esta misma condición. 

Es profesora de primero y segundo grado de una variedad de materias, incluyendo matemáticas, árabe, ciencia, religión, ciencias sociales e inglés. El apoyo familiar es fundamental. Al-Shurafa nació en los Emiratos Árabes Unidos, en donde sus padres se enteraron de su condición.

Nuha Abu Shaban, la madre de Hiba, dijo a The Electronic Intifada, citado por el portal, Palestinalibre, que cuando Hiba tenía apenas seis semanas de edad, ella la llevó al Emirato de Al-Sharjah, lo que es ahora el Sharjah City for Human Services.

La campana sonó y terminó la clase de matemáticas. Al-Shurafa pidió a sus alumnos quedarse por un corto tiempo para responder las preguntas del reportero de The Electronic Intifada. Y delante de ellos reconoció que la enseñanza había sido al principio un verdadero desafío. "Al principio, me pareció difícil transmitir la información a los estudiantes", dijo. "Ahora estoy empezando a sentirme cómoda".

Sin embargo, la enseñanza en la sociedad implica más que simplemente impartir información. Existen impedimentos físicos para trabajar y al-Shurafa sigue un programa que incluye cómo ayudar a algunos estudiantes aflojar sus músculos con el fin de poder tomar un lápiz.Ella también enseña a los padres estos ejercicios, que suelen utilizar de forma especial la arcilla, para que las familias puedan seguir con este tratamiento en casa.

Y al igual que cualquier maestro, el trabajo de al-Shurafa tiene sus altibajos. Lo más difícil de tratar, dijo, son los problemas entre los estudiantes. "Algunos son obstinados, lo que puede ser difícil enseñarles y controlarlos", dijo. "Es difícil, pero me gusta".

También se ha convertido en un ejemplo para los demás. Shaima Qufah, quien está sentada en la primera fila y observa cuidadosamente a su maestra, admitió que quería seguir los pasos de al-Shurafa. "Quiero ser como ella", dijo esta niña de 6 años de edad, en voz baja cuando se le preguntó. Al-Shurafa sonrió.

1 comentario:

Cristina Barcellona dijo...


Manténgase conectado de forma no parada gracia nuestros paquetes ofrecen créditos entre
individuos disponible día y noche tiene una tasa de interés del 2%
A partir de 191 euros de correo electrónico solo. contacto: duroumarcel@gmail.com