jueves, 21 de febrero de 2019

El 90 por ciento de alumnos musulmanes en España sigue sin clase de Religión, según un estudio

MADRID,19/02/2019 (EUROPA PRESS)


Un 90 por ciento de los alumnos musulmanes en España no recibe clase de Religión islámica, un porcentaje que se mantiene estable con respecto a los últimos años, según el Estudio demográfico de la población musulmana, elaborado por la Unión de Comunidades Islámicas de España (UCIDE) y el Observatorio Andalusí, con datos a 31 de diciembre de 2018.

El informe, al que ha tenido acceso Europa Press, indica que en España hay 312.498 alumnos musulmanes, 179.357 inmigrantes y 133.141 españoles, pero precisa que la demanda no está cubierta en todas las comunidades autónomas y en algunas de ellas no hay profesores contratados.

Por comunidades autónomas, destacan por su número de alumnos musulmanes, Cataluña, con 85.842 estudiantes musulmanes y ningún profesor de religión islámica contratado; Madrid, con 45.919 y tres profesores contratados para impartir esta materia; y Murcia, donde calculan que hay 18.512 alumnos musulmanes y ningún profesor.

La Comisión Islámica de España (CIE) denunció el pasado mes de enero, durante una reunión de su Comisión Técnica de Educación, "fuertes trabas políticas" para impartir la clase de religión islámica en Cataluña, así como un "silencio absoluto" en Murcia.

En total, hay 76 profesores contratados para el curso 2018/2019, 15 más que en el curso anterior, lo que supone un aumento del 24,5 por ciento. Este incremento en la plantilla se ha producido progresivamente desde el curso 2015/2016, después de seis años en los que la cifra de profesores de religión islámica permaneció congelada en 46.

Andalucía es la comunidad donde más profesores de religión islámica hay contratados, con un total de 23 para unos 47.603 estudiantes; Ceuta, con 14 profesores para 7.182 alumnos; y Melilla, con diez para cerca de 9.000 menores.

Las últimas contrataciones se han producido en: Extremadura, con tres profesores; Castilla y León, con seis; Castilla-La Mancha con dos; Comunidad Valenciana con uno y La Rioja con cinco.

En todo caso, el informe advierte de que a pesar de este incremento en el número de profesores de Islam contratados en los colegios españoles, "el 90 por ciento del alumnado musulmán carece de clases de religión" y "el 90 por ciento del profesorado de religión islámica se encuentra desempleado".

Por otro lado, el estudio revela otras carencias para la población musulmana en España como que el 12 por ciento de las comunidades islámicas carece de mezquita u oratorio; o que el 95 por ciento de las comunidades islámicas carece de cementerio.

EU recuerda a Malcolm X, un luchador por la libertad

Bogotá, 21 Febrero 2019,Agencia Anadolu


Han pasado 54 años desde el asesinato de Malcolm X, quien intentó acabar con la discriminación entre blancos y negros con las enseñanzas de tolerancia y fraternidad del Islam, en su lucha contra el racismo en los Estados Unidos.

Malcolm X, cuyo verdadero nombre era Malcolm Little, nació el 19 de mayo de 1925 en Nebraska, en una familia de ocho hijos. Earl Little, el padre de Malcolm, era un sacerdote que argumentaba que los negros nunca serían libres y que tenían que regresar a África.

Earl Little recibió amenazas de muerte con frecuencia debido a sus opiniones y su casa fue incendiada en 1929. Posteriormente fue asesinado en 1931. Después de que la madre de Malcolm X perdió el equilibrio mental y fue ingresada en un hospital, Malcolm y sus siete hermanos fueron entregados a familias protectoras.

Su vida cambió cuando entró en prisión a los 21 años. Al crecer junto a una familia de acogida en Massachusetts, Malcolm X abandonó la escuela secundaria y comenzó a trabajar.

Se estableció en Harlem y estuvo involucrado en varios disturbios, por lo que fue condenado a 10 años de prisión en 1946 bajo cargos de robo. Con sus años de prisión, comenzó uno de los mayores puntos de inflexión en la vida de Malcolm.

Decidió continuar tras las rejas la educación que había dejado años atrás y comenzó a pasar sus días en la biblioteca de la prisión. “Si una persona necesita pensar, el mejor lugar al que puede ir, si me preguntan, después de la universidad, es una prisión”, dijo en su momento.

Bajo la influencia de sus hermanos que iban a visitarlo a prisión, Malcolm abrazó las opiniones del movimiento la Nación del Islam, liderado por Elijah Muhammad, quien defendía el nacionalismo negro y se convirtió al Islam.

Tras ser liberado en 1952, Malcolm se unió al movimiento La Nación del Islam, abandonó el apellido Little y adoptó el apellido X para simbolizar que en su causa era un héroe anónimo.

Malcolm se convirtió en una voz fuerte de los derechos de los negros y dentro del movimiento la Nación del Islam en un corto período, gracias a su postura carismática, su vocabulario directo y su fuerte retórica.

Gracias a Malcolm, quien participó en programas de radio y televisión en nombre de la Nación del Islam y se dirigió a grandes audiencias, el número de miembros del movimiento pasó de 500 en 1952 a alcanzar los 30.000 adeptos en 1963.

Sin embargo, el hecho de que Malcolm tuviera tanta atención atrajo tanto a los medios de comunicación como a la administración estadounidense y el FBI empezó a perseguir al movimiento.

Cuando fue a la peregrinación

Tras el descubrimiento de que Elijah Muhammad, con quien había tenido desacuerdos sobre diversos temas, había estado en contacto con muchas mujeres en el movimiento, Malcolm X rompió los lazos con la Nación del Islam en 1964 y fundó la Asociación de la Mezquita Musulmana.

Ese mismo año, Malcolm X fue a La Meca para cumplir con su peregrinación, donde se reunió con musulmanes blancos y tras entablar amistad con muchos de ellos desarrolló muchas de sus ideas.

Malcolm X abandonó el nacionalismo negro, decidió continuar su lucha no solo por los negros, sino también por los derechos de las personas de todas las razas y etnias.

En ese período, comenzó a usar el nombre Haj Malik al-Shahbaz, vio la necesidad de entender la religión del islam y emprendió una lucha por los derechos humanos basada en la hermandad de todas las razas para resolver el problema racial de la sociedad americana.

Aunque había sido intimidado en períodos anteriores, comenzó a recibir amenazas de miembros de la Nación del Islam porque había abandonado el racismo negro, lo que lo llevó a tomar medidas de seguridad.

Su muerte

La casa de Malcolm X en el vecindario East Elmhost de Nueva York, donde vivía con su esposa Betty y sus cuatro hijas, fue bombardeada el 15 de febrero de 1965, pero nadie resultó herido.

Seis días después de este incidente, Malcolm X fue el blanco de 15 balas de las armas de tres hombres que se le acercaron mientras pronunciaba un discurso en el salón de baile Audubon en Harlem, el 21 de febrero de 1965. Fue hospitalizado pero no sobrevivió al ataque y murió a los 49 años. Cientos de personas asistieron al funeral de Malcolm X el 27 de febrero de 1965.

Aunque tres miembros de la Nación del Islam fueron condenados por asesinato, se presentaron denuncias contra la Oficina Federal de Investigaciones (FBI), que seguía constantemente a Malcolm X en el último período de su vida. Malcolm X continúa inspirando a la gente después de su muerte, con su vida llena de retos y luchas, así como con su pensamiento.

La doctrina de la justicia y su lucha por la igualdad, que ha guiado a muchas personas durante generaciones, es fundamental para que muchos adopten el Islam. La historia de su vida, escrita por el famoso autor negro Alex Haley, se considera una de las autobiografías más importantes del siglo XX y muestra las enseñanzas de la lucha por la justicia y la igualdad de Malcolm X y ha sido instrumental en la adopción del Islam para muchas personas.

Miedo al islam

Barcelona,20/02/2019,elperiodico.com/Eugenio García Gascón


Intelectuales occidentales articulan un discurso que remueve las aguas de Europa contra los musulmanes

Murad Hofmann, un católico alemán que abrazó el islam, ha narrado en detalle su proceso de conversión. Ha destacado en uno de sus libros que los intelectuales occidentales sienten una aversión profunda hacia el islam, y que lo habitual es desconocer absolutamente todo lo relativo a esa religión. Los intelectuales incluso presumen de su ignorancia en cuanto toca al islam, dice. Esto puede parecer una exageración, pero sin embargo es una realidad: los intelectuales europeos, en su inmensa mayoría, son incapaces de aportar a una discusión seria cuatro cosas coherentes sobre el islam, alejadas de los manoseados tópicos al uso que se leen o se oyen en los medios de comunicación. Quizá no van por ahí presumiendo en voz alta de su ignorancia, como dice Hofmann, pero casi. Ignorar los hechos notables de los musulmanes a lo largo de la historia es una situación común entre los intelectuales occidentales. ¿Cuántos serían capaces de exponer esquemáticamente la vida de Mahoma? ¿O cuántos serían capaces de presentar algunas de las innumerables contribuciones de los pensadores islámicos a la cultura occidental? Muy, pero que muy pocos.

En el mundo contemporáneo, el islam aparece encajonado bajo el epígrafe del terrorismo, particularmente en Catalunya, que es donde la derecha nacionalista ha relegado al islam, y por simpatía hasta las formaciones de la izquierda imitan a la derecha nacionalista. Las autoridades autonómicas mantienen una enemistad que raya con la obsesión con el islam, impidiendo que se construyan mezquitas, o evitando que los musulmanes den la murga con ideas ajenas al pensamiento único promovido desde las instituciones. Las ayudas institucionales acaban sistemáticamente en el campo del pensamiento único y no en campos que realmente las necesitan, como el de los musulmanes. A los intelectuales afectos se les colma de parabienes para hablar siempre de lo mismo y de paso para no hablar de otras cuestiones.

El trato en los medios de comunicación

Un estudio reciente realizado en Estados Unidos revela que los atentados que cometen musulmanes encuentran en los medios de comunicación una cobertura exagerada en relación a los atentados cometidos por no musulmanes. Concretamente, a los atentados cometidos por musulmanes la prensa les dedica más del 350% del espacio que dedica a los atentados cometidos por no musulmanes. No sé si en Europa hay estudios de esta naturaleza, no los conozco, pero es muy posible que los datos sean similares. En la mayor parte de los relatos, el islam aparece como una religión enemiga de Occidente y que desea su hundimiento. Esta visión, una línea que marcan intelectuales tan beligerantes y hostiles como los franceses Bernard-Henri Lévy y Alain Finkielkraut, encuentra eco en prácticamente todos los medios de comunicación españoles, gracias a la imitación de los intelectuales locales, quienes prefieren repetir lo que dicen esos dos franceses antes de examinar las cuestiones en profundidad dedicándoles tiempo y reflexión propia. 

De la misma manera que una buena parte de los políticos e intelectuales israelís consideran que el avance del islam en Europa constituye un peligro grande y directo para el Estado de Israel, muchos de sus colegas europeos piensan que el islam es un peligro directo para Europa. Ideólogos y líderes nacionalistas como el primer ministro húngaro, Viktor Orbán, han emprendido una cruzada con el apoyo de Israel para restringir la inmigración de musulmanes y salvar el espíritu de Europa. Estos adalides dan cobertura a la agenda del miedo que articulan esos intelectuales, y remueven las aguas del Viejo Continente contra los emigrantes musulmanes y contra lo que no sea la quintaesencia de la Europa que quieren recobrar, una Europa tan refinada que no admite la llegada de inmigrantes musulmanes que pongan en peligro la civilización de Carlomagno, la Reforma o santa Teresa. Esos intelectuales únicamente transmiten miedo y frustración a su público, con la esperanza confesa de que perviva la civilización judeo-cristiana, pero su visión purista está condenada al fracaso.

De la misma manera que existe una lucha de algunos clérigos musulmanes contra Occidente, existe una lucha de intelectuales occidentales, judeo-cristianos para ser exactos, contra el islam. Cuando Benjamín Netanyahu advierte a Europa de que ponga fin a la inmigración de musulmanes está advirtiendo de que Europa puede dejar de ser la Europa sumisa que él tiene en mente, pero justamente los países y los continentes cambian a lo largo del tiempo, unas veces más rápidamente que otras. Y eso no es necesariamente malo, aunque así se lo pueda parecer a ciertos intelectuales con una agenda determinada.

Hay que plantar 1,2 billones de árboles para reducir la emisión de dióxido de carbono

Suiza,21.02.2019,TRT


Los científicos advierten y dicen que los árboles son las armas más fuertes en la lucha contra el cambio climático

The Independent declara que el científico de medioambiente desde el Instituto de Tecnología Federal de Zúrich Thomas Crowther y su equipo han efectuado un estudio donde se enfatiza que los árboles son las armas más fuertes en la lucha contra el cambio climático.

A través del estudio nuevo Crowther ha expresado que hay lugares suficientes para plantas 1,2 billones de árboles nuevos en el mundo y este número de árboles reducirá con una escala importante la emisión de dióxido de carbono causado por personas.

Crowther ha dicho que en 3 billones de árboles se depositan 400 mil millones de toneladas de carbono y si se plantan billones de árboles nuevos se limpiarán completamente los gases tóxicos causados por personas en una década.

En el informe del Proyecto de Carbono Global fue declarado que llegaría a niveles de ´record la emisión de dióxido de carbono aumentando mayoritariamente con el alza del uso de carbono y el número de coches en las carreteras.

miércoles, 20 de febrero de 2019

Comisión Islámica de España : Interlocutor oficial ante el Estado

Madrid,20/02/2019, Rafael Martinez


 Riay Tatary en la Mezquita central de Madrid

Es el interlocutor oficial del Islam en España con el Estado. El organismo que persigue la normalización de los aspectos que rodean a la comunidad musulmana en nuestro país. Los cementerios, los profesores de religión islámica o los menús halal en colegios e institutos. Son las eternas reivindicaciones de un colectivo que roza ya los dos millones de personas. Les representa la Comisión Islámica de España (CIE).

Todas estas cuestiones vienen recogidas en el Acuerdo de Colaboración con el Estado de 1992. Su presidente Riay Tatary se refiere a ello como “nuestro mayor logro” pues proporciona una “cobertura jurídico y legal” que constituyó “una página nueva en el trato del Islam en España”.

La Comisión fue una exigencia del Estado, que pidió a las comunidades islámicas que se organizaran entre sí. Estaban la Unión de Comunidades Islámicas de España (UCIDE) y la Federación Española de Entidades Religiosas Islámicas (FERRI). Ambas crearon la CIE en 1992. Formada actualmente por 25 miembros elegidos por las más de 1.350 comunidades islámicas de España. Estas se agrupan en federaciones, inscritas en el Ministerio de Justicia. La comisión permanente se renueva cada cuatro años. Su fin, la aplicación efectiva del Acuerdo.

Profesores de Islam en los colegios

Primero, la formación religiosa de los menores. Es un derecho. El problema viene en la aplicación. Se necesitan al menos 10 alumnos por colegio o instituto para tener un profesor, que proporciona la CCAA. “Pero hay que pedirlo y aquí no hay colaboración porque las direcciones de los centros no incluyen esta opción en sus formularios de matrícula”, cuenta.

 “Los padres se ven obligados a elegir entre católica o ética, porque no hay una casilla que ponga Islam , añade. Hay un vacío. Sin casilla, no hay petición. Y sin petición, no se refleja esa necesidad en las estadísticas. En Madrid hay 6.000 alumnos musulmanes, existen institutos donde son el 60% del alumnado. Solo hay tres docentes. Tatary apunta: “Hemos sufrido mucho en los tiempos de Aguirre, ahora la cosa mejora, pero muy lentamente”.

A los profesores les paga el estado. Pero les forma la Comisión Islámica de España, que exige dos condiciones: titulación universitaria y ser musulmán. Luego toca negociar con cada CCAA, como sucede con la comida. Cataluña y Baleares incluyen razones religiosas para elegir el menú. Madrid no.

Igual de complicado es el asunto de los cementerios. Luchan con los ayuntamientos por tener una parcela en el camposanto municipal, como así estipula el Acuerdo. “Lo necesitan para sentirse integrados” y evitar “irse a morir al extranjero”, algo que sucede con frecuencia.

Luego toca luchar con las CCAA por enterrar a sus seres queridos conforme al rito islámico. En Andalucía está permitido. En Madrid, no. El único cementerio musulmán está en Griñon. Se entierra en ataúd, no en contacto con la tierra. Para “islamizar” el entierro, se orienta al fallecido hacia La Meca.

La islamofobia en España es residual

La Comisión Islámica de España forma también imames. En un encuentro reciente, Tatary se encontró con 450. “Todos tienen ya la formación religiosa, pero hay que actualizarla con respecto a España”. Una persona sin formación no puede ser imán. Y para aquellas comunidades que no tienen, la Comisión dispone de una bolsa de imames. Pero no intervienen en el futuro contrato, son mediadores entre el sabio religioso y su comunidad.


 Musulmanes rezan en la Mezquita Central de Madrid

Tatary lucha también contra la islamofobia, “un fenómeno muy reducido en España”. Dice que la gente aquí es mucho más abierta y tolerante que en el resto de Europa, con focos islamófobos más importantes. La prueba es que hay matrimonios mixtos y una mayor participación de los musulmanes en actividades civiles.
Apuesta por lo común, por todo lo que nos une, que es mucho. Y recuerda que cada vez hay más musulmanes. No por la inmigración, sino por nacimientos. Jóvenes musulmanes españoles que buscan los mismo que todos, una oportunidad para desarrollarse.

Educación no aclara si valora dar clases de islam a 18.500 alumnos musulmanes

Murcia, 20 febrero 2019,LA VERDAD/ F.C.


La Región cuenta con 18.512 alumnos musulmanes y ningún profesor de religión islámica, según el estudio elaborado por la Unión de Comunidades Islámicas de España (UCIDE) y el Observatorio Andalusí, con datos a 31 de diciembre de 2018.

La Comisión Islámica de España (CIE) denunció ayer las dificultades que encuentra para que su demanda de docentes se tome en consideración, y concretó que la petición para impartir la clase de religión islámica se topa con el «silencio absoluto» en Murcia y con «fuertes trabas políticas» en Cataluña. La Consejería de Educación lleva años postergando una respuesta, y la demanda, insisten, ni se descarta ni se plantea. Así, Educación dijo ayer que tiene prevista una reunión con los representantes de la comisión en las próximas semanas, pero no concretó cuándo. Tampoco quiso aclarar si valora o no atender la petición, que lleva más de una década en estudio.

En España, el 90% de los alumnos musulmanes no reciben clase de religión islámica, según el ciado informe, que indica que hay 312.498 estudiantes musulmanes, 179.357 inmigrantes y 133.141 españoles. Por comunidades, destacan por su número los de Cataluña, con 85.842 estudiantes y ningún profesor de religión islámica contratado; Madrid, con 45.919 y tres docentes contratados para impartir esta materia; y Murcia, donde calculan que hay 18.512 y ningún profesor.

En total, hay 76 profesores contratados para el curso 2018/2019, quince más que en el curso anterior. Andalucía es la comunidad donde más profesores de religión islámica están contratados, con un total de 23 para unos 47.603 estudiantes. En Ceuta y Melilla hay 24 profesores para 18.000 alumnos. Las últimas contrataciones se han producido en Extremadura, Castilla y León, Castilla-La Mancha, la Comunidad Valenciana y La Rioja.

Aplican por primera vez una terapia genética para tratar una de las causas más comunes de ceguera

Reino Unido,20 feb 2019,rt.com


Un método revolucionario podría ayudar a recuperar la vista a cientos de millones de personas.

Un grupo de cirujanos del hospital John Radcliffe de Oxford (Reino Unido) ha utilizado por primera vez en la historia un método de terapia genética en el tratamiento de degeneración macular asociada con la edad (DMAE). 

El equipo encabezado por el profesor de oftalmología de la Universidad de Oxford Robert McLaren inyectó en el globo ocular de una paciente de 80 años un virus que contiene un gen sintético con el objetivo de hacer retroceder la enfermedad.

El virus inyectado ataca a las células del epitelio pigmentario de la retina (RPE) corrigiendo el defecto genético que hace que las células produzcan proteínas hiperactivas que atacan las células de la retina como si éstas fueran bacterias, en vez de las proteínas necesarias al sistema inmune. El ADN que contiene el virus inyectado estimula la producción de las proteínas correctas, recuperando el paciente la vista.

Se trata de la primera vez que se utiliza una terapia genética para tratar este tipo de ceguera. Previamente, sus métodos se utilizaban para curar algunas enfermedades hereditarias menos frecuentes, como la coroideremia o la amaurosis congénita de Leber.

Anteriormente, la DMAE era considerada como un trastorno irreversible. Sin embargo, ahora la operación, en caso de resultado positivo, puede ser realizada solo una vez en la vida.

Se estima que en el año 2020 habrá en el mundo 196 millones de personas afectadas por esta enfermedad, cifra que aumentará a los 288 millones en 2040.