viernes, 24 de febrero de 2017

Salva a niños refugiados sirios; disfrutan tras la guerra

Beirut,24/02/2017,AGENCIA REFORMA


El Programa de Desarrollo Sport 4 trata de acercar a unos 12 mil niños a canchas y pistas para que jueguen fútbol y basquetbol. Foto: AP

Cada domingo, el gimnasio en la carretera que lleva al aeropuerto de Beirut retumba con los gritos y risas de niños refugiados sirios que disfrutan de un inusual respiro de la guerra y las penurias que han vivido.

El Programa de Desarrollo Sport 4, administrado por la agencia de las Naciones Unidos para la infancia, trata de acercar a unos 12 mil niños a las canchas y pistas del gimnasio para que jueguen fútbol y basquetbol, y puedan así tener un poco de alivio tras el dolor causado por la guerra .  "Tratamos de sacarlos del ambiente tan estresante y de los terrores a los que han sido sometidos'', expresó Maher Nakib, de 40 años y director de Hoops Lebanon', la asociación que patrocina el proyecto.

La ONU dice que hay un millón de refugiados sirios en el Líbano, y más de la mitad son menores de 18 años.

Los sirios en el Líbano son víctimas de discriminación, y muchos padres se niegan a dejar que sus hijos vayan a jugar en las oscuras callejuelas de los barrios pobres de Beirut, donde vive la mayoría de los refugiados.

El programa ofrece a los menores un lugar seguro donde pueden desahogarse, hacer ejercicio y aprender a jugar en equipo y elevar su autoestima. "Cuando salen de aquí están demasiado cansados para pelear'', dice con una sonrisa Fátima Tayjan, una refugiada de Alepo que ha inscrito a tres de sus cuatro hijos en el programa.

Cuando la familia regresa a su pequeño apartamento de dos habitaciones, los niños ya han agotado todas sus energías y están dispuestos a llevarse bien, comentó la madre.

Maram al-Malwa, una joven de 17 años que participó en el programa y ahora trabaja allí como voluntaria, recuerda cómo se sintió aislada cuando llegó al Líbano desde Alepo cinco años atrás. "Estaba en un nuevo país, incluso tuve que adaptarme a un nuevo acento'', relató.

Pero hoy en día es una mujer expresiva, que habla con fuerza y ayuda a los entrenadores a comunicarse con los chicos en las actividades grupales. Ella está en una élite entre los jóvenes que han sido seleccionados para ser adiestrados como entrenadores y líderes. "Uno va creciendo, va viviendo victorias, derrotas, uno aprende a defenderse, a tener confianza en sí mismo'', expresó.

Cuando cientos de miles de palestinos huyeron o fueron expulsados durante la guerra árabe-israelí de 1948, muchos trataron de mantener el ánimo nacional mediante programas juveniles y deportivos con apoyo de grupos árabes nacionalistas.

Pero los sirios no han recibido ese mismo nivel de solidaridad. Y la ONU y los grupos humanitarios que tratan de ayudar a casi 5 millones de refugiados sirios desplazados por toda la región se han centrado en labores educativas, en dar ayuda y alojamiento, y escasean los recursos para actividades culturales o recreativas. "Para los niños muchas veces no es fácil expresarse a menos que tengan un canal para soltar energías, y el deporte es un excelente canal'', dijo el director técnico Nakib.

“El Progreso” reclama un cementerio musulmán en Badajoz

Badajoz 24/02/2017,cadenaser.com,SOL GRAGERA


El cementerio musulmán de Griñón, en 2015. / LUIS SEVILLANO /EL PAIS

La Comisión Comunitaria de Salud de la Zona de “El Progreso” se suma a la petición reiterada por la comunidad musulmana, compuesta por 20.000 personas en Extremadura

La comunidad islámica en Extremadura, compuesta por 20.000 personas, lleva reclamando a las instituciones públicas un cementerio musulmán desde hace 17 años. La petición ha sido reiterada recientemente por la Unión de Comunidades Islámicas y a ella se ha sumado la Comisión Comunitaria de Salud de la Zona “El Progreso” de Badajoz, donde se ubica la Mezquita de la ciudad. En la capital pacense son cerca de 2.000 las personas practicantes de esta religión.

Gloria González, miembro de la Comisión, ha denunciado en “Hoy por Hoy Badajoz” esta situación al resultarles “muy injusto que haya personas que por sus creencias religiosas, completamente respetables, no puedan enterrar a sus muertos en la ciudad donde residen porque no tienen un cementerio que cumpla con los requisitos de su rito, o una parcela en el cementerio municipal”.

De hecho, la comunidad islámica en Extremadura debe trasladar sus difuntos a bien a su país de origen u a otras comunidades autónomas para darles sepultura, algo que puede llegar a costar hasta 4.000 euros, según indican desde la Unión de Comunidades Islámicas.
La Comisión Comunitaria de Salud de la Zona “El Progreso” de Badajoz se suma así a esta reivindicación, y pide a las administraciones local y autonómica que den una respuesta a esta demanda. La Comisión está conformada por los centros Nuestra Señora de Fátima, Santa Engracia, la Asunción y San José, las asociaciones del Gurugú, Santa Engracia y El Progreso, el centro de salud, o las parroquias de la Asunción, Santa Engracia y San Fernando, entre otros.

El colectivo musulmán en Extremadura en su mayoría es ya de nacionalidad española. Por medio de un comunicado hacía un llamamiento recientemente a los distintos responsables políticos para buscar una solución "urgente" a esta situación ya que se "está dejando a los musulmanes extremeños en una desigualdad social". Reclaman su "legítimo derecho" de ser enterrados en la tierra donde viven y conviven, ya que son “una parte de la sociedad con una nueva generación musulmana que sólo conoce esta tierra dónde han nacido".

¿No estamos solos?: Así buscarán vida en el TRAPPIST-1

USA,24 feb 2017,rt.com


Tras el sonado hallazgo de seis exoplanetas susceptibles de albergar vida, el telescopio espacial James Webb será el encargado de escudriñar este sistema desde la órbita de nuestro planeta.

El año que viene la NASA pondrá en órbita su nuevo telescopio espacial de nueva generación James Webb (JWST), siete veces más potente que el famoso Hubble. Este observatorio espacial del tamaño de un campo de tenis, el más grande de la historia, permitirá a los científicos dar un paso al frente en su estudio del universo.

Uno de los rincones del espacio en los que centrará su 'mirada' el JWST será el sistema estellar TRAPPIST-1, después de que la NASA anunciara esta semana el hallazgo en el mismo de seis planetas del tamaño de la Tierra, tres de ellos en una zona habitable. Más concretamente, el telescopio estudiará las atmósferas de estos planetas, explicó a la revista New Atlas la coautora del hallazgo de la NASA, Katherine Deck.

¿Cómo lo hará?

Uno de los principales problemas asociados al estudio de los exoplanetas es que no se los puede ver directamente debido a que la luz de la estrella que orbitan 'ciega' los telescopios. Por ello los astrónomos han de estudiar los tránsitos planetarios, es decir, las 'huellas' que dejan en la luz los planetas al pasar entre su estrella y la Tierra.

La estrella TRAPPIST-1 es tenue y pequeña, pero los planetas la orbitan muy de cerca, así que incluso con las capacidades del JWST no se podrá ver directamente y los expertos habrán que atenerse al método de tránsito. En cualquier caso, JWST no solo podrá ver las 'sombras' dejadas por planetas, sino también los cambios en la luz que atraviesa las atmósferas de estos planetas, explicó a la revista el astrofísico Adam Burgasser, coautor del hallazgo de la NASA.

De esta manera los científicos podrán estudiar las temperaturas y composiciones químicas de estas atmósferas, algo imprescindible para la búsqueda de vida, afirma.

Ello se debe a que la atmósfera 'bloquea' solo algunos de los colores de la luz, dependiendo de las partículas y de los átomos que hay en esta atmosfera, como oxígeno, metano, o el vapor de agua. JWST 'escaneará' esta luz aplicando distintos filtros, verá qué colores tiene y así sabrá la composición química y otras características, incluyendo la presencia de posibles elementos estructurales de actividad vital, explica Deck.

Además, el JWST podrá estudiar los 'eclipses secundarios', es decir la reflexión de la luz de la estrella desde las superficies de los planetas cuando estos pasan por detrás de la estrella. De esta forma, se podrá estudiar las superficies de estos planetas, agregó Burgasser.

Pero más allá del JWST, el sistema planetario TRAPPIST-1 estará también en el centro de atención de otros telescopios y observatorios en la Tierra que buscará la respuesta a una misma cuestión: ¿albergan vida estos planetas tan parecidos al nuestro?.

Alerta de radiación en toda Europa

Noruega,24.02.2017,TRT


Se detectan las partículas radioactivas en las últimas mediciones que preocuparon a los autorizados

La ola de radiación primero fue detectada en las partes norteñas de Noruega a los principios del mes pasado En unas semanas las partículas radioactivas fueron dispersadas hasta España a través de los vientos.

En las inspecciones, los expertos anunciaron que fue detectada la partícula radioactiva conocida como ‘Yodo – 131’ en la atmósfera de Europa y fueron iniciadas las investigaciones de donde se origina hasta el cielo europeo. Las Fuerzas Aéreas de los EEUU envió al Reino Unido sus dos aviones de exploración de tipo WC – 135 equipados para medir la radiación la semana a fin de ayudar a los autorizados europeos.

Hasta hoy es 7 el número de los países donde fue detectado el aumento de radiación en la atmósfera. A la luz de la expansión de las partículas aunque se enfocan en Europa Oriental como el origen del fenómeno, todavía no fue detectado el punto de donde fue dispersada la radioactividad. Los conspiracioncitas alegan que Rusia puede estar detrás del aumento de la radiación.

Según la alegación el aumento podría haberse detonado a consecuencia del ensayo de un arma nuclear secreto, realizado en Polo Norte por parte de Rusia.

Entre tanto la Oficina de Veterinaria de la República Checa ha anunciado que se detecta la radiación en los animales salvajes en las zonas rurales. Los expertos declaran que los animales podrían haberse contagiados comiendo la trufa que puede absorber los isotopos radioactivos.

Este material de Cesio -137 detectados en los animales es uno de los materiales expandidos a la atmósfera después de la catástrofe de Chernóbil en 1986.

Las abejas sirven ya para desmantelar redes sociales criminales

Granada, 24.02.2017,(EFE).


Investigadores de la Universidad de Granada han desarrollado un algoritmo inspirado en el comportamiento de las abejas que ayuda a las fuerzas de seguridad a tomar las decisiones adecuadas para desmantelar redes sociales criminales.

Este algoritmo está inspirado en el comportamiento inteligente y social de las colonias de abejas, que permite atacar de forma óptima y desmantelar así cualquier tipo de red que suponga una amenaza física o virtual, como lo pueden ser las vinculadas el crimen organizado y al terrorismo.

Las posibles aplicaciones de este sistema ayudarían a desmantelar una red criminal o a facilitar el diseño de estrategias de vacunación capaces de contener la propagación de una epidemia pandémica.

Esta nueva herramienta detecta e identifica de manera automática cuáles son los actores o nodos más peligrosos dentro de una determinada red social y las relaciones de densa interconexión entre ellos, lo que ayuda a los responsables de la seguridad a decidir y a actuar de la forma más eficiente posible.

Uno de los autores e investigador del departamento de Ciencias de la Computación e Inteligencia Artificial de la Universidad de Granada, Manuel Lozano Márquez, ha detallado que las abejas forman sociedades bastante bien organizadas, en las que cada integrante adquiere un papel específico con tres roles diferenciados.

Entre esos tres roles se establecen procesos de comunicación e intercambio de datos que hacen que el rendimiento global de la colonia sea muy rentable.

Con el objetivo de encontrar planes efectivos y eficientes para desarticular redes, estos científicos han simulado dicho comportamiento por medio de abejas artificiales y, según los resultados de los experimentos, la técnica propuesta mejora significativamente, desde un punto de vista estadístico, la estrategia clásica de ataque y desmantelamiento de redes sociales.

El método clásico para eliminar una red consiste en identificar sus actores principales y actuar sobre ellos, aunque no asegura que la red resultante esté totalmente desprovista de poder organizativo y de reconstrucción para seguir produciendo daño.

"Realmente, para conseguir la desarticulación más efectiva de una red es necesario desarrollar y poner en funcionamiento un proceso de optimización que analice multitud de situaciones y seleccione la mejor opción en el menor tiempo posible", ha explicado el investigador Humberto Trujillo, del departamento de Metodología de las Ciencias del Comportamiento.

En la actualidad, este grupo de investigación trabaja en el desarrollo de otros algoritmos parecidos al descrito pero ahora para determinar los nodos de la red social con los que determinados "infiltrados" deben relacionarse, con el objetivo de incrementar la cantidad y la calidad de la información recabada para mejorar el conocimiento de las redes y facilitar su desmantelamiento.

Renuncia asesora musulmana en la Casa Blanca por veto migratorio

USA,23/02/2017,EFE 


Renuncia asesora musulmana en la Casa Blanca por veto migratorio | La Crónica de Hoy

Rumana Ahmed, una joven musulmana que trabajaba en el Consejo de Seguridad Nacional (NSC) de la Casa Blanca, duró sólo ocho días en el trabajo desde que Donald Trump empezó su mandato, pues se marchó en protesta por el veto de viaje impuesto por el presidente a siete países musulmanes.

En una carta abierta que hoy hizo pública en The Atlantic, la propia Ahmed relató su experiencia, como mujer que porta el hiyab (velo musulmán), durante la primera semana de presidencia del magnate, tras seis años de trabajo bajo el mandato del expresidente Barack Obama.

La firma del mandatario de la orden ejecutiva que prohibía la entrada al país a ciudadanos de siete países de mayoría musulmana, bloqueada en los tribunales, y la "centralización de la toma de decisiones" en el NSC precipitaron su salida de la Casa Blanca.

En 2011, fue becaria en la residencia presidencial; un año después, tras graduarse de la universidad, empezó a trabajar con comunidades, entre ellas la musulmana, en la Oficina de Participación Pública; y en 2014 comenzó en el NSC.

Ahmed reflexionó sobre su continuidad en el Gobierno de EU tras los duros comentarios de Trump contra los musulmanes durante la campaña electoral, el aumento de los ataques islamófobos, y su posterior victoria electoral, pero tuvo la opción de quedarse al no tratarse de un puesto de designación política.

"Algunos de mis colegas y líderes de la comunidad me animaron a quedarme, mientras que otros expresaron su preocupación por mi seguridad. Optimista con cautela y sintiendo la responsabilidad de tratar de ayudar a continuar con nuestro trabajo y ser escuchados, decidí que el NSC de Trump podría ganar con una patriota musulmana de color y con hiyab", aseguró.

Sin embargo, el veto de entrada al país del presidente a siete países musulmanes fue el punto de inflexión en el que la hasta entonces asesora de seguridad no podía continuar trabajando para un Gobierno que la consideraba a ella y otros "no como conciudadanos, sino como una amenaza".

El pasado 27 de enero, Trump firmó un decreto ley que suspendía el ingreso en EEUU de todos los refugiados durante 120 días, así como la concesión durante 90 días de visados a Libia, Sudán, Somalia, Siria, Irak, Yemen e Irán hasta que se establecieran nuevos mecanismos de vigilancia más estrictos.

La autora de la carta, cuyos padres emigraron a Estados Unidos desde Bangladesh en 1978, sintió entonces una "falta de guía clara", lo que aseguró que causaba "frustración" y "desconfianza" entre los funcionarios que no era de designación política.

"Toda la estructura de apoyo presidencial de la seguridad nacional no partidista y de los expertos legales en la Casa Blanca y en las agencias federales estaba siendo socavada. La autoridad de toma de decisiones ahora estaba centralizada en unos pocos en el ala oeste", explicó Ahmed.

Pese a pensar que podría ayudar a Trump a matizar su visión del Islam y de los ciudadanos musulmanes de EU, Ahmed reconoció que los ocho días que pasó en la Casa Blanca durante su mandato fueron "extraños, espantosos y perturbadores".

"La historia estadounidense siempre tuvo tropiezos, lo que demuestra que la nación sólo se hace más próspera y resistente a través de la lucha, la compasión y la inclusión", concluyó.

La comunidad musulmana de Cáceres prepara su sede y un lugar de culto en Aldea Moret

Cáceres,24/02/2017,elperiodicoextremadura.com,Lola Luceño Barrantes


Musulmanes en la mezquita de Cáceres, que cierra. La asociación marroquí abrirá un lugar de culto en su nueva sede de Aldea Moret. - FOTOS: CEDIDAS.

«Será un recinto de integración, abierto a todos los que deseen conocernos», afirma el responsable. Estará en un local cedido por el ayuntamiento que las familias reforman con sus propias aportaciones.

En Cáceres viven unos 300 musulmanes procedentes de Marruecos (en su mayoría), Argelia, Pakistán y otros países africanos y asiáticos. Esta comunidad, muy mermada por la crisis pero con bastante arraigo, necesita reunirse y profesar su religión en un lugar digno. Desde 2006 acuden a una mezquita en Caleros, que el arrendador necesita recuperar ahora. En realidad ya contaban desde hace dos años con otro local cedido por el ayuntamiento en Aldea Moret, pero las reformas han sido lentas debido a la dificultad para costearlas de su bolsillo. “En marzo queremos estrenarlo. Funcionará como sede de la Asociación de Inmigrantes Marroquíes, pero tendremos también un lugar de culto abierto a todos los musulmanes y a los que, sin serlo, deseen conocernos. Todos serán bien recibidos”, explica Said Aboufaris, presidente de la comunidad en Cáceres.

Situado en el número 6 de la avenida de la Constitución, tendrá algunas funciones como mezquita: permitirá dar clases a los niños musulmanes y organizar actividades para la convivencia del colectivo, pero también con el resto de la sociedad y con otras religiones. «Será un local de integración, daremos charlas con nuestros hermanos cristianos y evangélicos, estaremos abiertos a todo lo que permita que la gente vaya conociendo el Islam», afirma Said, muy agradecido «a la alcaldesa y a todos los que han hecho posible el traslado». La asociación abonará el seguro del local, la comunidad y otros gastos.

ASÍ SERÁ.

El recinto, de unos 170 metros cuadrados, afronta ahora su última etapa de reformas. Estaba en bruto, sin luz ni agua. Las familias islámicas han tenido que realizar donaciones desde hace dos años para poder adecentarlo. «Las cosas andan mal, la crisis nos afecta a todos, no hay dinero y muchos musulmanes no tienen trabajo. Cada familia ha hecho las aportaciones que ha podido: 100, 50, 20 euros... También nos han ayudado otras comunidades islámicas de Extremadura, ya que tenemos mucha relación y nos apoyamos unas a otras», revela. Tras parar la obra por falta de dinero, ya la han retomado «y lo más seguro es que en marzo estemos allí», detalla Said.

El colectivo prevé organizar un acto de inauguración al que también se invitará a las autoridades. El recinto tendrá su lugar de culto en la entrada, dos oficinas para reuniones, baños adaptados y un salón donde se dará clases a los niños y se realizarán los encuentros de fin de semana, así como las reuniones de las mujeres musulmanas, que acostumbran a charlar sobre temas de interés muchas veces en torno a una merienda. Todo ello está suponiendo unos 12.000 euros en obras y otros gastos, «porque además hay que poner un poco de mobiliario, las alfombras para la oración, la iluminación, dar de alta el agua y la luz, pintar y cambiar las puertas...», enumera Said Aboufaris.

Además, la comunidad islámica se ha reducido prácticamente a la mitad durante la crisis, lo que ha complicado la financiación de este inmueble. «Familias enteras se han marchado a otras ciudades españolas en busca de trabajo, incluso a Francia, Alemania, Italia o Bélgica. Muchos han vuelto a Marruecos. Antes había otra alegría, familias con cuatro y cinco miembros, hasta que la comunidad empezó a reducirse en 2009, la gente aguantó como pudo pero era muy difícil», relata Said, quien lamenta que la población musulmana aún no perciba hoy la recuperación. «Tenemos muchos comerciantes y la verdad es que todos dicen lo mismo. Mientras no haya más empresas y vuelva la construcción, no habrá trabajo. La gente no compra, lo poco que hay en Cáceres son funcionarios».

Las cuentas también se tornan ahora más difíciles. «En la mezquita de Caleros antes nos cobraban 700 euros de alquiler y podíamos pagar a un imán profesional que nos daba la clase, la oración, preparaba los sermones... Entonces la mayoría trabajábamos. Ahora sería imposible tener un imán todo el año, salvo en el Ramadán, porque en ese periodo se hace obligatorio, hablamos de un mes muy espiritual. Cuando hay un imán se crea muy buen ambiente, y cuando no, parece una clase sin profesor, nos apañamos pero no es lo mismo», matiza.

La mezquita constituye un lugar realmente importante para un musulmán. «Rezamos las oraciones cinco veces diarias y la obligación es hacerlo en la mezquita, pero en este y otros países el trabajo y otras causas nos lo impiden. Por eso siempre intentamos acudir a las dos últimas, a partir de las ocho. Durante los fines de semana solemos estar en las cinco oraciones», precisa.

Además, la mezquita les sirve de lugar de encuentro: se relacionan y conocen los problemas de unos y otros. «En la comunidad estamos unidos para poder ayudarnos. Algunos musulmanes llegan a la ciudad sin dinero y cada cual le ofrece lo que puede».

Cuando muere un miembro de la comunidad también se apoyan según sus costumbres, a falta de grandes mezquitas e imanes. «Vamos al tanatorio, lavamos el cuerpo, lo envolvemos en tela blanca, le echamos perfume y pedimos clemencia por él. El problema es que todavía no contamos con lugares de enterramiento y hay que trasladar los cuerpos a países musulmanes, aunque el fallecido tenga nacionalidad española, con el alto coste que supone. Solo necesitaríamos enterrar el cadáver, sin ataúd, para nosotros es solo un cuerpo y lo que cuenta es el alma, creemos en la resurrección», detalla Said.

Satisfechos 

Al margen de estas situaciones, «los musulmanes estamos muy bien en Cáceres, el comportamiento de la gente es muy bueno, recibimos un trato excepcional y nos sentimos extremeños», confiesa Said Aboufaris, cuyo padre fue la primera generación de su familia que llegó a la ciudad. «En 1992 vine a verle, de vacaciones, y me gustó tanto que dejé la universidad en Marruecos para entrar en la de Extremadura. Luego me hice comerciante contra los consejos de mi padre», relata. Said lleva 25 años en Cáceres, tiene la nacionalidad hace mucho tiempo y tres hijas a las que resulta gratuito hablar de integración, «porque son españolas de nacimiento y están más integradas que cualquiera».