jueves, 10 de enero de 2013

Las obras de la mezquita de Salt, que acogerá 750 personas, están en marcha

Salt,08/01/13,elpuntavui.cat, JORDI NADAL


La promueven Magrebíes por la Paz y la asociación cultural Al-Hilal, fusionadas para impulsar el proyecto.
Se está construyendo en el polígono industrial Torre Mirona.

Las obras de la futura gran mezquita en Salt, en el polígono Torre Mirona, ya han comenzado. Las excavadoras están estos días haciendo el agujero del que será la planta subterránea del edificio, que servirá de aparcamiento del futuro equipamiento religioso. La mezquita tendrá capacidad para 750 personas y constará de dos plantas, más una de subterránea. La planta baja y la subterránea, que hará de parking, tendrán unas dimensiones de unos 600 metros cuadrados.

El primer piso hará unos 350, aproximadamente. La construcción de la mezquita la promueven dos entidades implantadas en Salt. Son Magrebíes por la Paz y la asociación cultural Al-Hilal. A fin de llevar adelante el proyecto de construcción de este equipamiento religioso, las dos entidades han fusionado en la comunidad islámica Imam Malik. Centros de culto Este será uno de los dos únicos equipamientos religiosos que se podrán construir en el polígono de Torre Mirona. El otro será el de una iglesia de la comunidad evangélica, que, en su caso, aprovechará una nave industrial ya existente para adaptarla a las necesidades de su culto. Suspensión de licencias En el inicio del actual mandato, el equipo de gobierno de CiU suspendió la emisión de nuevas licencias para usos religiosos en Torre Mirona, lugar donde, precisamente, el gobierno anterior, en manos del PSC y ERC, quería que se construyeran.

La suspensión se hizo para que el gobierno local, presidido por Jaume Torramadé, consideró que el espacio industrial en el municipio "es escaso", y quería hacer un análisis de los sectores donde es más aconsejable, desde su punto de vista, ubicar nuevos centros de culto. Las entidades magrebíes que promueven la mezquita, sin embargo, tenían un certificado de aprovechamiento urbanístico emitido por el anterior gobierno que les garantizaba la construcción del equipamiento, siempre que el proyecto se ajustara a ley. En la modificación que el gobierno de CiU hizo del plan general se concretaron las zonas del municipio y las condiciones en que se podrán hacer nuevos centros religiosos.

 En la modificación se bloqueó definitivamente la construcción de nuevos centros de culto en el polígono de Torre Mirona, se abrió a otras zonas y se reguló la normativa para poder construir dentro del núcleo urbano. Los promotores tienen un máximo de veinte y cuatro meses para terminar las obras.